Institucional

Rectorado

El Hospital Escuela de Pequeños Animales, un centro de interacción para futuros veterinarios

El Hospital Escuela de Pequeños Animales “San Francisco de Asís”, ubicado en el predio de la Universidad Católica de Cuyo, sede San Luis, es un lugar dedicado a la atención sanitaria de perros, gatos y aves, entre otras especies.

El hospital, único en la provincia, fue construido para ser una gran ayuda para los estudiantes de Veterinaria y también para los animales pequeños. Este nosocomio pertenece la Facultad de Ciencias Veterinarias de la Universidad Católica de Cuyo, ubicada en la calle Felipe Velázquez 471, de la ciudad de San Luis.

El decano de la Facultad, José La Malfa, explicó detalles del hospital: “Posee una superficie total de 300 m², cumple con las normas de higiene, seguridad y de bioseguridad, y está dividido en tres sectores”.

El primero, el hospital escuela propiamente dicho, está compuesto por un prequirófano, quirófano, sala de rayos x, sala de revelado, sala de esterilización, vestuarios, sala de espera, shockroom, consultorios, sala de recepción y un consultorio ecográfico, todos en funcionamiento. El decano contó que se piensa a futuro en implementar el servicio de internación para caninos, felinos y casos infecciosos, como así también el de urgencias.

El segundo y tercer sector, anexados al hospital, comprenden una sala de anatomía y necropsia, y un laboratorio integrado de una recepción, box para microscopía, box de esterilización y box para microbiología.

La Malfa indicó que el objetivo principal del hospital “es que nuestros alumnos se empiecen a formar acá; pero, para darle mayor utilidad a esto, también lo ofrecemos a la comunidad”.

Cualquier persona puede llevar a su mascota para ser atendida en el nosocomio, aunque la atención no es gratuita. “Se cobra una consulta como si fuera a una veterinaria cualquiera del centro, ya que el hospital se rige de los valores que implementa el Colegio Médico Veterinario de la Provincia de San Luis”, señaló el decano, quien además destacó que “la ventaja del hospital, sobre una veterinaria tradicional, es el servicio integral que ofrece”.

Actualmente, varios médicos veterinarios atienden de tres a cuatro animales por día, de lunes a viernes, de 14:00 a 17:30. Las mascotas, pese a ser atendidas por profesionales, pueden ser utilizadas para el aprendizaje de los estudiantes.

Al respecto, La Malfa señaló que los alumnos desde el primer año tienen clases en el hospital, pero solamente cuando estén cursando cuarto o quinto año podrán hacer operaciones, siempre bajo la supervisión de un médico.

Para los próximos años, desde la Facultad de Ciencias Veterinarias se piensa en construir un nosocomio destinado a la atención sanitaria de animales más grandes, como caballos, vacas, ovejas, entre otros.

 

FUENTE: AGENCIA DE NOTICIAS SAN LUIS

Nota: Pablo Lucero.

Fotos: Luciano Grangetto.